Mousse de Chocolate blanco con Frambruesas

La receta de este mousse es tan suculenta que sin duda será la estrella de tu recetario de postres.
Y es que con la suave textura del chocolate blanco, la creosidad del mousse, y el intenso sabor de las frambuesas, este dulce será uno de vuestros favoritos.
Aprende aquí en un par de pasos como elaborarlo, ya verás que es tan sencillo que no te robará apenas tiempo libre. Mousse de Chocolate blanco con Frambruesas

Para el postre de hoy, añado a nuestro recetario una de las mejores receas para los amantes del chocolate, en especial, del mousse. Y es que este dulce, se merece un homenaje, ya que es tan delicioso, que no se puede describir con adjectivos, simplemente, tienes que probar este mousse de chocolate blanco con Frambuesas.

La textura del cacao, suave y dulce, mezclada con el sabor de las frambuesas deja un paladar, al que nadie, podrá resisitirse y con el que todos querréis repetir.

Además, esta receta es tan sencilla que no tendrás excusas para no preparar este mousse en repetidas ocasiones. Aquí, sin más tardar te dejo la lista de los ingredientes que usaremos, y que como verás son tan comunes que ya estarán por tu cocina o sino los encontrarás en el super más cercano:

  • 300 gr. de nata para cocinar
  • 200 gr. de chocolate blanco
  • 25 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de frambuesas secas
  • 2 yemas de huevo y semillas de cardamomo.

Y ahora, a continuación te detallo como comenzar con este cremoso y suculento plato. Toma nota:

  1. Pon a calentar a fuego lento y muy suave, la nata con las semillas de cardamomo. Hay que dejar infusionar hasta que la nata de un ligero hervor, y en ese moemento hay que retirarlo del fuego.
  2. Dejalo reposar durante 20 minutos y cuela la nata, para quitar el cardamomo. Pon de nuevo la nata al fuego y añade el chocolate ralla. Remueve con una espátula para que se deshaga.
  3. A continuación, hay que picar las frambuesas, y revolverlas junto a la crema que estamos haciendo. Se retira del fuego para que se enfríe antes de añadir las yemas de huevo. No hay que dejar de remover y para ello, usa unas varillas. Finalmente incorpora la mantequilla, moviendo hasta que se derrita completamente.
  4. Por último vierte la mezcla en tarrinas individuales y llevala aproximadamente 2 horas al frigorífico. Sírvelo en la mesa  acompañado de unas frambuesas secas.

¡¡Mmm, delicioso!!

A %d blogueros les gusta esto: