Postres con denominación de origen. Hoy: Tarta Gijonesa

Para el postre de hoy te propongo la elaboración de una rica Tarta Gijonesa que no dejará a indiferente a ninguno de tus comensales, y cuya elaboración no supondrá ninguna dificultad para ti.
Aprende en este artículo como llevar a cabo su fácil preparación. Postres con denominación de origen. Hoy: Tarta Gijonesa Para el postre de hoy, te propongo la elaboración de esta deliciosa tarta gijonesa de la que seguramente ya habrás oído hablar alguna vez, pero que, probablemente, aún no hayas probado.

Sin embargo, con nuestra receta de hoy, y los sencillos pasos con los que se puede llevar a cabo su elaboración no tendrás ya ninguna excusa para no prepararla.

Y es que esta rica tarta, cuyo principal ingrediente son las almendras, se beneficia de todos los nutrientes del huevo, y sobre todo de estos frutos secos tan ricos en minerales necesarios para nuestra correcta alimentación. Además su cremosa textura, y su exquisito sabor, hará que se convierta en una de las favoritas de tu familia para los diversos eventos; desde cumpleaños, hasta fines de semana especiales.

Así que, sin más demora, te detallo a continuación la lista de ingredientes de los que haremos uso para la preparación de este, nuestro delicioso postre del día. Toma buena nota de ellos, aunque lo mas probable es que ya los tengas en tu despensa y ni siquiera tengas que acercarte al supermercado mas cercano para adquirirlos.

  • 250 gr. de almendra tostada     
  • 250 gr. de azúcar glass
  • 250 gr. de margarina    
  • 250 gr. de nata montada
  • 2 yemas de huevo    
  • Bizcochos de soletilla
  • Azúcar   
  •  Mantequilla      

Y ahora en estos sencillos pasos te explico la elaboración de nuestro dulce:
        

  1. Tritura la almendra y el azúcar bien finos.
  2. En un recipiente ponemos al fuego la margarina hasta derretirla y mézclala con las yemas, la almendra y el azúcar que molimos en el paso anterior. 
  3. Incorpora la nata montada
  4. Unta un molde con mantequilla y ponle una base de bizcocho antes de verter la mezcla. 
  5. Repite este proceso un par de veces más.
  6. Déjalo reposar en la nevera, unas 2 horas para que coja consistencia.
  7. Ponemos una base de bizcochos en el mismo y cubrimos con una capa de la mezcla.
  8. Desmoldalo, y espolvoréalo con azúcar.

¡Ya estará listo para llevarlo a la mesa!

A %d blogueros les gusta esto: